10 consejos para convivir con personas que padecen Alzheimer

10 consejos para convivir con personas que padecen Alzheimer

Para vivir con una persona con una enfermedad degenerativa como el Alzheimer, hay que estar preparado mentalmente y bien formado en el trato de personas mayores pero no siempre es así, estos 10 consejos son para esas personas que no están bien preparadas pero están dispuestas a hacerlo ya sea por tratarse de un caso familiar o por necesidad. 

Estos son algunos consejos y cosas que te tienes que plantear para poder hacer frente a la situación y que la convivencia se pueda llevar de la mejor forma posible


1.- ¿Crees que eres una persona paciente? 

La primera pregunta que debes hacerte es si tienes esa gran virtud, la paciencia. Ser una persona paciente puede ayudarte mucho a aguantar el día a día y aún así debes tener clara una cosa, los limites de tu paciencia serán probados día si y día también, de diferentes maneras, colores y sabores! A si que volveremos a plantearnos esta pregunta ¿crees que eres una persona muy muy muy paciente? sino es así da la vuelta y corre pues sufrirás tú y sufrirá el enfermo.

2.- El tiempo no lo cura todo

Que no te engañen, el tiempo no lo cura todo, no esto, más bien es al revés, a cada minuto que pasa esta empeorando y si ya estas conviviendo con la persona será difícil que te des cuenta, pero tenlo en la mente, lo que pienses que no puede pasar hoy, puede pasar mañana. Así que vigila todo lo que puedas, cocina, gas, llaves, dinero, higiene… y mil cosas más que hoy no tienes que vigilar y tendrás que vigilar mañana.

3.- Hay una cosa que si hace el tiempo

O mejor dicho la experiencia. Si crees que no sabes nada no te asustes, con el tiempo aprenderás muchos trucos que te facilitaran el día a día y protegerán a la persona que cuidas. La experiencia te hará saber hasta por donde van los tiros por solo un gesto o una cara.

4.- Un santuario, una guarida

Debes tener tu espacio, a ser posible un espacio que no sea compartido y que puedas cerrar. Un sitio donde poder descansar sin tener que estar pendiente de los problemas que ocurren a unos metros (aun que solo sea por unos minutos), un sitio donde puedas guardar las cosas, esas cosas que de no estar bien guardadas desaparecerán misteriosamente.

5.- Un par de ojos más, nunca vienen mal

Tener una persona de confianza cerca es un amuleto, cuídalo y no lo pierdas, una persona que pueda echar un ojo cuando tu no estás o que simplemente tenga una copia de tus llaves, te puede sacar de muchos problemas.


6.- La persona enferma dice la verdad

Cuando una persona enferma de Alzheimer defiende una postura debes saber que para esa persona la única verdad es la que esta en su cabeza, si dice que hace días que no te ve, que no ha hecho esto o aquello, que esa cosa que le repites día si y día también es la primera vez que lo escucha, no intentes convencerla de lo contrario, tiene tanta razón como tú, pues en su cabeza no existe tu versión.

7.- No luches contra algo a lo que no puedes vencer

El desgaste mental que supone pensar que puedes hacerle ver que esta enfermo y que necesita ayuda es enorme, no lo intentes, es inútil, solo servirá para que poco a poco te desgastes, para esa persona no existe ningún problema,  su realidad va a parte de la del resto del mundo. Darle la razón aunque no la tenga puede hacer que te evites muchos quebraderos de cabeza.

Convivir con el alzheimer: consejos

8.- No es la misma persona

Debes hacerte a la idea de que la persona que conocías o que las personas que la conocían te han contado ya no existe o esta muy lejos de parecerse, puede que queden algunos rastrojos de aquello, pero la enfermedad le ha cambiado, es más fácil intentar aceptarlo e intentar darle todo el cariño que puedas, intenta no olvidar que dentro de esa mentalidad de sin sentidos sigue estado una persona, que como cualquier otra, necesita de todo el cariño que le puedas dar.

9.- Las manías valen por dos

Si ya dicen que a las personas mayores las manías se les agravan, no pienses que se va a olvidar de estas, al menos no al principio, parece que las manías están arraigadas en lo mas profundo de su cabeza y es de las últimas cosas que la enfermedad piensa llevarse.

10.- Por último tienes que saber que ¡no es nada personal!

Es importante saber que la mayoría de las cosas que puedan salir por su boca no son personales, sino producto de esa degeneración mental. Si te tomas todo lo que pueda decir de forma personal estas acabado. Le has robado, le has envenenado, te estás intentando quedar con su casa y mas cosas que mi mente ha querido borrar… ya sabes, no lo dice la persona sino la enfermedad

Del libro de Bärbel Wardetzki: No te lo tomes de forma personal

Anuncios

CONSEJOS PARA LOS CUIDADORES DE UN SER QUERIDO Y/O PACIENTE DE ALZHEIMER

CONSEJOS PARA LOS CUIDADORES DE UN SER QUERIDO Y/O PACIENTE DE ALZHEIMER
*  Cuide muy bien su condición física y médica.
*  Evite cosas que no pueda realizar (para usted y para los otros).
*  Si es posible, duerma por lo menos 6 horas cada noche.
*  Aprenda a aceptar ayuda y respetar la forma en que otras personas la dan.
*  Desarrolle y mantenga un plan de diversión para usted como: ir al cine, visitar amistades, paseos, etc., ya sea con familiares o amigos.
*  Nunca se sienta culpable cuando disfrute de algo, aún cuando su ser querido no lo pueda disfrutar también.
*  Busque y cultive el trato con un profesional, por ejemplo una trabajadora social, que sepa exactamente su situación y como está tratando de cuidar a su ser querido.  Póngase en contacto con esta persona y hágale saber sus éxitos, problemas, obstáculos y fracasos.
*  Averigüe qué programas o grupos de apoyo existen en su área y trate de asistir a las reuniones y participar activamente.
*  Aprenda todo lo que pueda acerca de la enfermedad de su familiar y/o paciente.
* Procure estar siempre de buen humor, en sus conversaciones con su sercuidadopersonasmayores querido enfermo.
*  Evite el uso de alcohol como medio para recuperarse de la fatiga.
*  Si hay otros miembros de la familia que pueden ayudarle, hágales saber en términos directos y concretos cuáles son sus necesidades.
*  Si las personas que pueden ayudarle no lo hacen ni comprenden como usted se siente,  no se desgaste enojándose, reprochándoles y culpándolos.  Deje las puertas abiertas siempre por si acaso hay cambios más tarde.
*   Reconozca usted mismo lo que está haciendo. SE LO MERECE!.