20 Cosas que sólo Entenderás si Amas a tu Abuela

¡Ella me defiende de mi mamá!

1. Nunca encontrarás mejor confidente que ella
2. Los consejos de romance cobran sentido cuando ella te los da
3. No hay abrazo más reconfortante que los suyos
4. Cada que la visitas sientes que estás en el mejor lugar del mundo
5. Escuchar las historias de su vida te sirven de inspiración para mejorar la tuya
6. Es la primera en darte ese consejo de belleza que tanto necesitas
7. No existe nadie en el mundo que cocine mejor que ella
8. … ni nadie que te defienda mejor
9. Jamás será capaz de juzgarte y te va a querer seas como seas
10. En su casa NUNCA faltan dulces, galletas o comida
11. Siempre será generosa contigo
12. Cada que regresas de su casa vuelves sobrealimentado
13. No existe en el mundo alguien más tierna y amorosa que ella
14. Admiras la gran personaen la que se ha convertido
15. Te dice las cosas tal y como son, pero de la manera más amable
16. Todo el tiempo demuestra lo orgullosa que está de ti
17. Siempre está dispuesta a aprender cosas nuevas
18. Te encanta pasar tiempo con ella hablando y viendo fotografías
19. No te imaginas tu vida si ella no estuviera a tu lado
20. En pocas palabras… ¡ella es tu segunda madre!!!

Anuncios

Poesía de los Ancianos 

Poesía de los Ancianos
Que pena es llegar a viejos.

Sin tener quien nos comprenda.

Los Hijos nos ven de lejos.

Los nietos no nos recuerdan.

Y con las piernas arrastras.

Y una terrible ceguera.

Caminamos paso a paso.

Arqueando las caderas.

Yo pido a la providencia.

Haber si de mi se acuerda.

Por que ya no puedo más.

Con esta horribles cadena.

Los hijos ya no nos quieren.

Los nietos ya nos desprecian.

Sin pensar que poco a poco.

Correrán la misma senda.

Nadie nos puede tener.

Tienen la casa pequeña

Pequeño es su corazón.

Y maltrecha su conciencia.

Y si por nosotros preguntan.

Ellos alegres contestan.

Llenos de satisfacción.

Están en la Residencia.

Es nuestra segunda casa.

Puesta por la providencia

En ella vivimos unidos.

En la alegría y la pena.

Esperando una visita.

De cariño que no llega.

Y si llega llega tarde.

Y el reloj parado queda.

Nos vamos para el otro mundo.

Agotados por la pena.
Anónimo 

Amar a un adulto mayor


Amar a un adulto mayor…

Es tener la paciencia de escuchar repetidas ocasiones historias del pasado, de lugares que ya no existengetImage y de costumbres que ya no se practican, porque todo lo demás es difícil de recordar.

Es comprender que escaparon de nuestro mundo, para vivir en uno propio llamado “demencia”.

Es ayudarlos a realizar actividades, que muchas veces ellos(as) hicieron por nosotros cuando eramos niños(as).

Es convertirse en sus manos o sus pies, porque los suyos ya no funcionan como antes.

Es olvidarse de la frase “a mi no me toca” y hacerlo todo con gusto, como si fuera para nosotros(as) mismos(as).

Es comprender que son personas muy valiosas, que son poseedores de algo que ningún ser humano, ni aún con todo el dinero del mundo podría adquirir de un momento a otro si quisiera: “experiencia”.

Que conservan uno de los más grandes tesoros que todos deseariamos de jovenes: “sabiduría”.

Pareja_ancianosQue pueden actuar de una forma inigualable ante las contrariedades de la vida porque tienen algo que muchos añoran y no consiguen: “paciencia”.

Y más que eso, están llenos de algo que le falta al mundo entero y que nos convertiría en mejores seres humanos, si tuvieramos sólo un poco del que ellos y ellas tienen para dar: “amor”.

Amar a un adulto(a) mayor es un mandato divino “amarás a tu prójimo como a ti mismo”, y más aún cuando nuestro prójimo más cercano es uno o una de estos seres excepcionales, que tienen tanto que darnos, si tan solo nos dispusieramos a recibirlo.

Si tan solo pudiéramos comprender que algún día, el tiempo también agregará luces plateadas a nuestros cabellos y se encargará de que vivamos en este mundo, en donde ellos y ellas viven ahora; un mundo que muchas veces está lleno de falta de oportunidades, desprecio, incomprensión e impaciencia por parte de los que les rodean, ese mundo es el que en un futuro no muy lejano, todos y todas nosotros(as) cosecharemos los frutos que estemos sembrando el día de hoy.

Por Lic. Alejandra Marín Jiménez, Enfermera del Grupo Numar, Costa Rica


Decálogo del Cuidador 

*Se paciente conmigo:

Recuerda que yo soy la víctima indefensa de una enfermedad orgánica del cerebro que esta fuera de mi control.

 

*Háblame:

Aun cuando no siempre te pueda contestar.Puedo escuchar siempre tu voz y a veces entiendo tus palabras.

 

*Sé tierno conmigo: 

Pues cada dia de mi vida es una larga y desesperada batalla. Tu ternura puede ser el evento mas especial de mi vida.

 

*Considera mis sentimientos: 

Porque aun están vivos. dentro de mi .

 

*Trátame con dignidad y respeto:

Al igual que con gusto te hubiera tratado a ti, si hubieras sido el enfermo.

 

*Recuerda mi pasado:

Porque yo antes fui una persona sana,vibrante,llena de vida amor y risa con habilidades e inteligencia.

 

*Recuerda mi presente: 

Soy una persona miedosa, un esposo, esposa, madre o amigo querido, cariñoso, que extraña mucho su hogar y su familia.

 

*Recuerdo mi futuro: 

Aunque a ti te parezca oscuro, siempre estoy lleno de esperanzas del mañana.

 

*Ruega por mi:

Porque soy una persona que languidece en la penumbra que se mece entre el tiempo y la eternidad. Tu presencia puede hacer mas por mi que la compasión que puedas sentir por mi.

 

*Quiéreme: 

Los regalos de amor que me prodigues serán una bendición con la cual llenaremos tu y yo nuestras vidas de luz eterna.

ALZtivista

Pensando en voz alta: A mi abuela…

A mi abuela…

Las personas que dejaron un legado en nuestra vida, nunca estarán ausentes, porque su recuerdo las mantiene presente. No hay que intentar olvidar, para evitar sentir dolor, el dolor solo nos recuerda que nosotros aun estamos vivos, y que por lo tanto debemos sacar fuerzas para seguir adelante, a pesar de no tener a nuestros seres queridos con nosotros. Miro esta fotografía de su rostro, en donde veo una delicada belleza en sus arrugas, y me parece increíble que al verla, en mis labios aun pueda ser perceptible la sensación de darle un beso en su mejilla, y decirle, ¨la amo mucho, abuela¨. De decirle que la que es guapa es guapa. Hoy desaría tanto poder darle muchos besos, sobar su pelo y abrazarla fuertemente y no soltarla nunca. Pero vivo con la confianza que algun día podré hacerlo por la eternidad. ¨La amo mucho, abuela¨ Gracias por todo….

http://douglasestrada.blogspot.com/2016/03/a-mi-abuela.html?m=1
ALZtivista