-Falta de energía y fatiga.

-Pérdida ocasional de la memoria.

-Cambios repentinos de humor.

-Tener ira constante y sensación de frustración.

-Se comienza a reaccionar de manera lenta ante situaciones nuevas.

-Se dificulta el aprendizaje de nuevas cosas novedosas.

-Se pierde la capacidad para comprender algunos manuscritos.

-Favoritismo por los ambientes cómodos y familiares.

-Comienza a preferir el aislamiento.

-Se tiene dificultad para comunicarse con otras personas.

-Se pierde la organización, orientación y planificación.

-Disminuye el rendimiento de las actividades cotidianas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s