Mejor no la visites

Escuché esta pequeña historia verdadera con un toque de relato, hoy quiero compartirla con ustedes. Leanla y verán que el mensaje que nos deja es conmovedor.

Sucedió que una madre tenia dos hijos, uno llamado Ismael y otro llamado Nathan, cuando crecieron sus hijos ambos se dedicaron a estudiar, luego a trabajar y llegado el momento tuvieron familia.

Pero siempre uno de los hijos es diferente al otro y eso fue lo que paso. Ismael se preocupaba por trabajar mas y tener una casa mas grande, cambiar sus muebles cada año, renovar su auto, firmar contratos, asistir a reuniones, tener hijos y olvido lo que era vivir por un momento con aquiella persona que le habia dado la vida.

Nathan, en cambio, se preocupaba por que a su familia no le falte el calor de hogar, salia con su esposa, veia la tarea de los niños y todos los fines de semana visitaba a su madre para contarle las buenas nuevas que le sucedian en su trabajo y en su hogar, hasta que un dia se dio cuenta que su madre miraba al cielo con tristeza, que ella no era la misma y que al ver en sus ojos sentia que el traspasaba esa mirada. Y asi semana tras semana se daba cuenta que su madre no era la misma pues olvidaba que habia dejado prendida la cocina luego de retirar la olla, olvidaba poner llave a la puerta principal, olvidaba que tenia que regar las plantas, y asi empezo a olvidar cosas que ella tanto queria como era bordar, tejer y contar historias.

Fue cuando Nathan se dio cuenta que debia llevar a su madre al hospital. Ahi le diagnosticaron Alzheimer y Nathan ya sabia lo que tenia que hacer: le comento a su esposa para mudarse cerca a la casa de su madre, y su esposa acepto, pronto toda la familia de Nathan visitaban a la abuela casi todos los dias. Nathan cuando la visitaba sabia que tenia que ir por la cocina a ver si todas las llaves de la cocina estaban apagadas y entonces recien se sentia tranquilo iba donde su madre, la abrazaba y le contaba sus historias. Fue entonces que Nathan llamo a Ismael para avisarle sobre el estado de su madre, pero Ismael no contestaba las llamadas, dejaba que la secretaria recibiera los recados y asi pasaron meses y meses.

Un dia cuando Nathan asisitio a una reunión que Ismael habia organizado con motivo de su ascenso, Nathan un poco cansado felicito a Ismael. Este al verlo tan cansado, al fin le pregunto por su madre que habia abandonado y dejado de lado hace un par de años. Nathan, con una fuerza y paciencia le dijo a Ismael: ¿qué no sabes? Nuestra madre esta enferma, tiene Alzheimer, he dejado recados por meses con tu secretaria y tu nada de presentarte en la casa. Ante eso Ismael le dijo: No te preocupes ire a visitarla. Pero un Nathan triste y decidido respondio:

“No te preocupes en visitarla, no sea que cuando la visites, ella ya te haya olvidado”

“Cuantas veces dejamos de lado a los seres más queridos por disfrutar de los reconocimientos y fortuna que nos da la vida sin darnos cuenta que no existe un yo sino un nosotros cuando se es parte de una familia, hay que mirar a nuestro alrededor, no sea que lo que hagamos de jovenes nos persiga de viejos.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s